Poblaciones

Descubre los increíbles pueblos por los que transcurre la marcha

Mont-Roig del Camp

Es uno de los municipios más grandes de los incluidos en los recorridos. Durante sus más de 100 años de historia ha disfrutado de un gran Castillo (ahora es una iglesia), ha sido inspiración para el pintor Joan Miró e incluye a la Mare de Déu de la Roca en su término municipal. Xavier Florencio, ganador de la Clásica de San Sebastián de 2006, nació en esta localidad.

Colldejou

Situado al pie de la Serra de Llaberia y la Mola de Colldejou, delimita el Baix Camp y el Priorat. Lo encontramos a medio camino subiendo el Coll Roig, nuestra primera dificultad montañosa. Dentro de su gastronomía destaca su increíble queso de oveja. Aunque años atrás una muralla protegía el municipio, del pasado solo queda la iglesia.

Colldejou

Situado al pie de la Serra de Llaberia y la Mola de Colldejou, delimita el Baix Camp y el Priorat. Lo encontramos a medio camino subiendo el Coll Roig, nuestra primera dificultad montañosa. Dentro de su gastronomía destaca su increíble queso de oveja. Aunque años atrás una muralla protegía el municipio, del pasado solo queda la iglesia.

La Torre de Fontaubella

Yaciendo en un valle, nos da la bienvenida al bajar del puerto de Coll Roig y la dejamos a la izquierda de camino a Marçà. De entre sus edificios cabe destacar el sindicato, donde encontramos una curiosa exposición de armas antiguas. Encontramos además restos de la torre del Rafolí, la cual le otorgo el nombre de hoy día.

Marçà

De origen árabe, este municipio de casi 1000 años de edad cobija a cerca de 600 habitantes hoy día. Cuenta con Iglesia y puede presumir de haber sido residencia del guerrillero Carrasclet. Igual que sus vecinos, basa su economía en la agricultura de secano, con viña, olivos, avellanos, almendros y, además, cuenta con la cooperativa agrícola que comercia vinos bajo la Denominación de Origen del Montsant.

Marçà

De origen árabe, este municipio de casi 1000 años de edad cobija a cerca de 600 habitantes hoy día. Cuenta con Iglesia y puede presumir de haber sido residencia del guerrillero Carrasclet. Igual que sus vecinos, basa su economía en la agricultura de secano, con viña, olivos, avellanos, almendros y, además, cuenta con la cooperativa agrícola que comercia vinos bajo la Denominación de Origen del Montsant.

Falset

Capital del Priorat con cerca de 3000 habitantes: podemos hacernos una idea de la baja densidad de población y, por tanto tráfico, que circulan por las carreteras de la comarca. Encontramos restos de un castillo y de una muralla, pero una vez más la iglesia dedicada a Santa María sigue en pie. Curiosamente destaca la industria dedicada a los productos textiles.

Gratallops

Como su nombre indica, destaca por la abundancia de lobos en sus alrededores. Como edificio simbólico destacamos la Casa dels Frares, antigua residencia de los monjes de Escaladei. Su Cooperativa Agrícola comercializa vinos bajo la internacionalmente conocida Denominación de Origen del Priorat.

Gratallops

Como su nombre indica, destaca por la abundancia de lobos en sus alrededores. Como edificio simbólico destacamos la Casa dels Frares, antigua residencia de los monjes de Escaladei. Su Cooperativa Agrícola comercializa vinos bajo la internacionalmente conocida Denominación de Origen del Priorat.

La Vilella Baixa

Otro municipio sub-200 habitantes con buena historia guerrillera al haber albergado batallas entre los carlistas y los liberales. Un lugar típico a visitar es el Carrer que no passa, una calle con final en una plaza utilizada estratégicamente para defensa militar. En su repertorio gastronómico cabe destacar las cocas azucaradas, el aceite y vino DOC Priorat y los embutidos artesanos.

La Vilella Alta

Fundada por los cartujos de Escaladei en 1286, su primer nombre fue Vilella d’ Amunt. Y no, no es casualidad que una se llame Baixa y la otra Alta; prácticamente están la una encima de la otra. El Portalet es el último resto de su antigua muralla, pero cuenta con una buena iglesia. Cuenta con cooperativa agrícola propia.

La Vilella Alta

Fundada por los cartujos de Escaladei en 1286, su primer nombre fue Vilella d’ Amunt. Y no, no es casualidad que una se llame Baixa y la otra Alta; prácticamente están la una encima de la otra. El Portalet es el último resto de su antigua muralla, pero cuenta con una buena iglesia. Cuenta con cooperativa agrícola propia.

Cabacés

Situada al noroeste del Priorat, se encuentra en una colina que sobresale entre los barrancos de las Comes y del Montsant. Más conocida durante la ocupación sarracena como “Avincabasser” fue reconquistada por el condado de Barcelona para finalmente quedar integrada en el municipio de Ciurana de Tarragona. El municipio goza de una gran riqueza cultural sobre las cuales destacan la Ermita de la Foia de estilo barroco y el Pont Vell, erigido durante la época medieval sobre el río Montsant. Su principal actividad económica es la agricultura de secano.

La Bisbal de Falset

Este municipio yace en el valle del río Montsant. Perteneció a la baronía de Cabacés y a pesar de haber estado fortificada no quedan restos de sus murallas. En 1811 fue incendiada por tropas napoleónicas y se perdieron todos los archivos municipales y parroquiales. Las leyendas locales cuentan que la fuente que nace en su interior tiene el poder de curar los males de la vista. Durante la batalla del Ebro se instaló en su interior un hospital militar y varios quirófanos del bando republicano. En la calle mayor sobresale la Iglesia de la Natividad, de estilo neoclásico y elementos barrocos. Predomina el cultivo de olivos, ya que el aceite es la base de la economía local y la cooperativa agrícola fundada en 1952 se encarga de su comercialización.

La Bisbal de Falset

Este municipio yace en el valle del río Montsant. Perteneció a la baronía de Cabacés y a pesar de haber estado fortificada no quedan restos de sus murallas. En 1811 fue incendiada por tropas napoleónicas y se perdieron todos los archivos municipales y parroquiales. Las leyendas locales cuentan que la fuente que nace en su interior tiene el poder de curar los males de la vista. Durante la batalla del Ebro se instaló en su interior un hospital militar y varios quirófanos del bando republicano. En la calle mayor sobresale la Iglesia de la Natividad, de estilo neoclásico y elementos barrocos. Predomina el cultivo de olivos, ya que el aceite es la base de la economía local y la cooperativa agrícola fundada en 1952 se encarga de su comercialización.

Margalef de Montsant

Situada entre el Macizo de Montsant y la preciosa Sierra de la Llena. En su interior se pueden encontrar restos de primitivas pinturas murales y la zona del Perxe, dónde se encuentra las casas más antiguas del municipio que datan de 1570. Amparados por la Denominación de Origen Montsant producen almendras melocotones y aceite.

Ulldemolins

También conocido en la antigüedad como Occulum de Molinis, este municipio está cargado de historia, desde la época visigótica hasta los días de la Guerra Civil Española. Goza de una situación privilegiada cerca de las Crestas de la Llena y tiene rincones de gran belleza natural como la Fontalba, El toll de l’Ou, el Tormo del Magre… En cuanto a gastronomía destacan la truita amo suc, los turrones, las almendras garrapiñadas y el pan de pasta.

Ulldemolins

También conocido en la antigüedad como Occulum de Molinis, este municipio está cargado de historia, desde la época visigótica hasta los días de la Guerra Civil Española. Goza de una situación privilegiada cerca de las Crestas de la Llena y tiene rincones de gran belleza natural como la Fontalba, El toll de l’Ou, el Tormo del Magre… En cuanto a gastronomía destacan la truita amo suc, los turrones, las almendras garrapiñadas y el pan de pasta.

Albarca

La población más pequeña que atraviesa la marcha con tan solo 5 habitantes. Se encuentra a 815 metros de altitud y forma parte del término municipal de Cornudella de Montsant. Después de la guerra en el año 39 sufrió un rápido proceso de despoblación. El pueblo cuenta con un refugio del Centro Excursionista de Tarragona y una casa rural.

Cornudella de Montsant

En su historia ha sido testigo de múltiples conflictos armados y de diferente origen. En los años 60 y 70 se produjo una fuerte oleada de población emigrante de diferentes regiones que favoreció la demografía y la economía de la zona. Como lugares de visita obligatoria destacan el pantano de Siurana y la población medieval de Siurana de Tarragona que pertenece al término de Cornudella. Los principales cultivos son la viña, avellanos y olivos. Gracias a su situación recibe mucho turismo de montañismo y excursionismo.

Cornudella de Montsant

En su historia ha sido testigo de múltiples conflictos armados y de diferente origen. En los años 60 y 70 se produjo una fuerte oleada de población emigrante de diferentes regiones que favoreció la demografía y la economía de la zona. Como lugares de visita obligatoria destacan el pantano de Siurana y la población medieval de Siurana de Tarragona que pertenece al término de Cornudella. Los principales cultivos son la viña, avellanos y olivos. Gracias a su situación recibe mucho turismo de montañismo y excursionismo.

La Morera de Montsant

De origen árabe y con historia guerrillera, apenas quedan rastros del antiguo castillo que había dominado el pueblo. Tiene una iglesia dedicada a la Natividad de la Virgen y un antiguo convento femenino: el de Bonrepòs. Tiene rincones naturales muy interesantes, como los “graus” (pasos estrechos para acceder a la montaña). Como sus poblaciones hermanas del Priorat produce vinos bajo la DOC Priorat, almendras, avenas y aceitunas. No dejes de probar la sopa de brosses, la patata con bacalao y el pollo asado.

Escaladei

La primera cartuja de la península fue fundada en la sierra del Montsant, donde un pastor soñó con unos angeles que subían al cielo por una escalera apoyada en el tronco de un pino. Por ello recibe el nombre de Escaladei (Escalera de Dios). El origen del nombre de la comarca Priorat, hace referéncia al Prior, el alcalde y encargado de ejercer justicia en todos los pueblos de la zona. El monumento principal es la Cartuja de Santa Maria de Escaladei, perteneciente al Museo de Historia de Catalunya. Actualmente es un destino turístico rural muy recurrente y supone su principal fuente de ingresos.

Escaladei

La primera cartuja de la península fue fundada en la sierra del Montsant, donde un pastor soñó con unos angeles que subían al cielo por una escalera apoyada en el tronco de un pino. Por ello recibe el nombre de Escaladei (Escalera de Dios). El origen del nombre de la comarca Priorat, hace referéncia al Prior, el alcalde y encargado de ejercer justicia en todos los pueblos de la zona. El monumento principal es la Cartuja de Santa Maria de Escaladei, perteneciente al Museo de Historia de Catalunya. Actualmente es un destino turístico rural muy recurrente y supone su principal fuente de ingresos.

Poboleda

Relacionado con la Cartuja de Escaladei hasta que en 1203 pasó a ser una explotación agraria. Durante el siglo XVI su industria téxtil gozó de una gran actividad. Se puede visitar el Molí Draper, sede de la industria lanera iniciada por los monjes cartujos, la Fuente del Mingot y la Iglesia parroquial dedicada a San Pedro. Mediante su propia cooperativa agrícola comercializan sus cultivos de viña, avellanas y olivos. Los puntos fuertes de su gastronomía son la escarola con romesco y las orejetas.

Porrera

Localidad en la que se sube el último puerto de la marcha. Vallporriera como se le conocía en la antigüedad, es otra población que recibió ocupación francesa durante la Guerra de Independencia Española. Lluís Llach le dedicó un álbum a esta población puesto que reside en ella durante largos períodos. Llena de lugares de interés, como la ermita de San Antonio Abad, la ermita de San Juan Evangelista y los múltiples relojes de sol espacidos por su núcleo urbano. Además de su vino, destacan las cocas amasadas, el rotllo, la miel y su célebre butifarra.

Porrera

Localidad en la que se sube el último puerto de la marcha. Vallporriera como se le conocía en la antigüedad, es otra población que recibió ocupación francesa durante la Guerra de Independencia Española. Lluís Llach le dedicó un álbum a esta población puesto que reside en ella durante largos períodos. Llena de lugares de interés, como la ermita de San Antonio Abad, la ermita de San Juan Evangelista y los múltiples relojes de sol espacidos por su núcleo urbano. Además de su vino, destacan las cocas amasadas, el rotllo, la miel y su célebre butifarra.

Duesaigües

Su nombre proviene del hecho de estar situado en la confluencia de diversos barrancos. Lo encontramos en el pie de las sierras de la Argentera y de Pradell. Su característico puente de piedra es actualmente una vía férrea en uso que une Zaragoza con Tarragona. Debido a la presencia de estos puentes, el pueblo se vio bombardeado durante la Guerra Civil por razones estratégicas. Actualmente constituye un buen destino turista para excursiones y actividades al aire libre.

Riudecanyes

Su población supera los 1000 habitantes, convirtióndolo en uno de los pueblos “grandes” de la marcha. El pueblo cuenta con uno de los pantanos más importantes de la zona, el Pantà de Riudecanyes. Su edificio más destacale es el Monasteri de Sant Miquel d’ Escornalbou, de origen romano. Su principal actividad económica es la agricultura de olivos, avellanos y almendros.

Riudecanyes

Su población supera los 1000 habitantes, convirtióndolo en uno de los pueblos “grandes” de la marcha. El pueblo cuenta con uno de los pantanos más importantes de la zona, el Pantà de Riudecanyes. Su edificio más destacale es el Monasteri de Sant Miquel d’ Escornalbou, de origen romano. Su principal actividad económica es la agricultura de olivos, avellanos y almendros.

Montbrió del Camp

Supera los 2500 habitantes en sus 10km cuadrados de superficie. Es atravesado por una ancha riera con el mismo nombre. Dentro de su término municipal encontramos dos grandes atractivos turísticos: el Parc Samà, una enorme villa llena de animales y Les Termes de Montbrió, un balneario que se suma a la lista de establecimientos hoteleros. Su economía tradicional se basa en la agricultura, donde destaca el aceite de oliva y el Moscatell de Montbrió.

Vinyols i els Arcs

El último municipio por el que pasaremos antes de volver a Cambrils es el de Vinyols i els Arcs. Su origen se basa en dos núcleos de población, distanciados a 6km el uno del otro años atrás. Curiosamente su superficie se extiende hasta adentrarse en el término municipal de Cambrils, quedando muy cerca del mismo ayuntamiento de este último. Además de su tradicional economía basada en la agricultura, a partir de los 70 se establece un núcleo industrial.

Vinyols i els Arcs

El último municipio por el que pasaremos antes de volver a Cambrils es el de Vinyols i els Arcs. Su origen se basa en dos núcleos de población, distanciados a 6km el uno del otro años atrás. Curiosamente su superficie se extiende hasta adentrarse en el término municipal de Cambrils, quedando muy cerca del mismo ayuntamiento de este último. Además de su tradicional economía basada en la agricultura, a partir de los 70 se establece un núcleo industrial.